Trabajo de cocinero


El proceso de convertirse en cocinero puede ser largo y duro. Requerirá una formación especializada, dependiendo de cuál sea tu área de interés. Pero todos los cocineros tendrán que disponer de un conjunto básico de habilidades antes de que puedan diversificarse en determinadas direcciones. La base de un buen chef es que sepa mantener la limpieza y seguridad en su cocina, seguido del amor y conocimiento de las prácticas y métodos culinarios básicos.

 

Destreza en seguridad e higiene

En los cursos de cocina de Linkers , lo primero que aprenden los nuevos estudiantes es cómo mantener la seguridad y la buena higiene en un restaurante. Sin unos conocimientos sólidos en ambas áreas, no podrás ser un cocinero reconocido, por muy bien que cocines.

Entre las habilidades específicas que se necesitan se incluyen las de saber cómo mantener el equipo limpio y cómo guardar correctamente la comida para que no se eche a perder.

Aprender el arte de la rotación de alimentos también es esencial en la cocina. Para evitar su deterioro y reducir los costos de suministro, un buen cocinero debe tener presente que ha de utilizar los productos más antiguos antes que los nuevos. La seguridad es de vital importancia cuando se trabaja en una cocina; debes aprender a utilizar electrodomésticos más grandes, propios de un restaurante, como las picadoras de carne o los procesadores de alimentos de gran tamaño.

 

Destreza en técnicas básicas de cocina

Para convertirse en un buen cocinero, es necesario dominar las técnicas básicas de cocina. Se deben conocer bien los procedimientos más fundamentales, como la forma de sostener un cuchillo correctamente. También tendrás que saber qué ollas y sartenes se utilizan con determinados alimentos y tipos de cocción. Además, será preciso que domines los métodos básicos de elaboración culinaria, como hervir, saltear o escalfar. Saber cómo manejar y preparar las carnes de distintas maneras, como en estofado o a la parrilla, también será señal de ser un buen cocinero.

Destreza en técnicas especiales de cocina

Una vez que domine las técnicas y métodos culinarios básicos, el chef podrá optar por especializarse en un área determinada. Podría decantarse, por ejemplo, por un estilo específico de cocina, como la francesa o la italiana, o podría elegir un subgrupo concreto en el que centrarse, como la preparación de carnes o el horno. Para hornear, por ejemplo, el chef tendría que estar bien versado en repostería, panadería, y en la elaboración de tortas y pasteles.

 

Formación para cocineros

Linkers te ofrece los cursos más dinámicos para el trabajo de cocineros, impartidos por profesionales de la sala de reconocido prestigio:   Cursos de hosteleria

info@linkers.es